martes, 21 de agosto de 2012

29 de agosto: Día del árbol


Los árboles son viejos, fieles, serviciales. Nos dan frutos para alimentarnos, sombra, madera, medicina para conservar nuestra salud,etc.

Algunos beneficios del árbol son:
En cuanto a beneficios ambientales: amortigua la lluvia reduciendo el impacto sobre el suelo y disminuyendo así la erosión del mismo; el árbol da sombra, causando bienestar en un día soleado y protegiendo la fauna, la flora inferior y al hombre y sus bienes del efecto dañino del impacto directo de los rayos solares. Ademas,
a nivel global, los bosques reducen el calentamiento de la atmósfera y regulan el clima de la tierra, en las ciudades, la pérdida de árboles eleva las temperaturas y la evaporación del suelo. También reducen la velocidad del viento, su presencia resta velocidad a las tormentas, disipando su fuerza y mejorando el ambiente. Los árboles reducen la contaminación del aire, filtrando los vientos y almacenando el dióxido de carbono que contamina la atmósfera. Otros beneficios a señalarse pueden ser, que reduce la contaminación sonora, ya que el tejido vegetal amortigua el impacto de las ondas sonoras, reduciendo los niveles de ruidos en calles, parques y zonas industriales; y que genera biodiversidad, los bosques forman las comunidades más diversas de la tierra, porque éstas proliferan bajo su protección y también en las ciudades el arbolado deberá ser autóctono o nativo para poder generar la mayor biodiversidad.

También pueden nombrarse beneficios sociales de los arboles, como son: en cierto sentido, mejoran la calidad de vida, queremos tener árboles a nuestro alrededor porque nos hacen la vida más agradable. La mayoría de nosotros respondemos a la presencia de árboles no sólo admirando su belleza. En una arboleda nos sentimos serenos, sosegados, descansados y tranquilos; nos sentimos como en casa. La fuerte relación entre personas y árboles es más evidente en la resistencia de una comunidad de vecinos a que se talen árboles con motivo del ensanchamiento de las calles. O cuando observamos los heroicos esfuerzos de personas y organizaciones para salvar árboles singularmente grandes o históricos en una comunidad.
Ademas, los árboles revaloran la propiedad residencial, siempre una casa con jardín tendrá mayor valor que sin él y los árboles y los arbustos son el principal componente del jardín. Los árboles y arbustos bien ubicados alrededor de la casa y manejándolos apropiadamente, elevan el valor de las propiedades. Los árboles plantados en hileras dan privacidad, abaten el ruido externo de las vialidades y dan seguridad a la propiedad al servir de barrera. El árbol urbano ahorra energía eléctrica, bien ubicados alrededor de la casa filtran el aire cálido y lo refrescan al cruzar su copa, sombrean paredes, patios, techos y ventanas.
Los árboles brindan sensación de bienestar, embellecen el paisaje urbano y constituyen un valor de patrimonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada